sábado, 13 de marzo de 2010

En el recuerdo de la Noche

No debemos ser discretos en el amor
hay que desgajarnos la superficie
para saciarnos el interno

para llegar a tu boca
no necesito el beso.
te silencio los labios
con mis ojos

La calle, la noche misma, las casas quietas,
los árboles; nos observan uno unido al otro,
sacrificando dolor humano sin sangre,
dando paso al placer del cuello con saliva.

Tus lunas se han vuelto grilletes para mis ganas.
La lengua no logra ser gusano de mariposa.

Liberas mi dureza
yo nado en ti;
lo demás,
respiración honda.

Me dan envidia mis dedos
cuando descansan en tu
profundo.
Llamarada de sueño y de torrente.

Todo empieza en brazos
todo termina en abrazos.
Entre espacio y fuego
nosotros.

Al final,
al término del alivio,
nos quedamos obscuramente claros,
parpadeando una muerte no nuestra,
inhumando el amor del subsuelo de ambos,
incapacitados para la soledad.



3 comentarios:

Gata Roja dijo...

Definitivamente tengo algo que decir cari ...MAGISTRAL ! escribir
con el corazón es evidente , de manera contundente , que placer leerte asi ....apasionado escrito.

MMDUBA

AbraXas dijo...

Es intimo y a su vez universal, pues aun que viene de tu alma, de tus experiencias, es de saberse que cosa semejante nos sucede a todos, más no todos lo comprenden y mucho menos lo plasman de gran manera, como lo escribiste tu.

Bello poema. Saludos.

Juan Pedro Arzacc dijo...

Gracias Mar por tu visita, porfín se pudo lo de los comentarios =)
MDUB Amiga,espero que todo vaya excelente!

Abraxas, amigo como siempre un gusto tenerte de visita por aca!


JP