jueves, 16 de junio de 2016

No será sólo una vez

No será sólo una vez, no sera,
esta vez será mas de una, dos, cinco, diez, mil
pero no será sólo una vez
aunque se te quede el alma en el camino
aunque pierda todo, aunque no gane nada
aunque sufra, aunque ya no despierte
aunque de frío, aunque tenga que salir de la cueva
porque no soy sólo lo que vez, porque soy un sueño
con ilusiones perdidas, porque m medida no esta
en aquel palacio encantado, porque quiero cruzar el puente
para mojar los pies...en tu río.

No será sólo una vez...

JPA

miércoles, 25 de mayo de 2016

No dejes sueltos tus demonios...

En la noche oscura
cuando la planta de los pies
se enfría por lo que sueño
cuando la almohada apesta a soledad
y mi alma teme caer en el abismo 
ante el que me encuentro en mi pesadilla.
El silencio esta hueco,
el tiempo es ausencia pura,
tu recuerdo... 
lo único que me salva de la locura.

Por favor...
no dejes sueltos a tus demonios,
Que ellos saben perfectamente cómo encontrarme.

JP Arzacc

jueves, 3 de septiembre de 2015

Por piedad que ya se acabe el mundo...

Te das cuenta de que toda la música del mundo, esas hermosas combinaciones de sonidos y silencios que nos conmueven y nos hacen llorar, reír, querer ser otros o mejores, regresar a un lugar, volver a ver a alguien; de que la arquitectura magnánima con sus espacios y el concreto, el bambú, la madera, que bien pueden ser hogares, hospitales, museos o templos; que las pinturas y esculturas, esas que te gustan tanto y has pasado horas contemplando, ¡Y los libros! Ay, los libros, la poesía de Cioran, de José Carlos Becerra, la de Roberto Juarroz, la de Neruda, las novelas de Houellebecq, de Lezama Lima, de Camus y Sartre; la filosofía de Eco, de Tournier; el teatro de Wilson, de Margules, de Finzi Pasca; el cine de Herzog, de Wenders, de Polanski, aquella secuencia hermosísima de Todas las mañanas del mundo, la escena sublime de La Vita é bela en que Benigni le explica a su hijo las reglas del campo de concentración para que piense que es un juego... Nada. Te das cuenta de que todo eso no te sirve de nada, de que vale absolutamente menos que un carajo cuando te ponen enfrente la fotografía de niños muertos en la playa, náufragos del mundo estúpido y egoísta que construimos. A eso debes sumar todos los muertos que vienes cargando, los desaparecidos, la miseria, el dolor de una gente y la indiferencia de otra. Ni toda la belleza del mundo, ni todo el arte, ni toda la música, ni todo el pensamiento, ni todo el esplendor de la cultura, ni todo el amor, ni toda la esperanza son capaces de calmar la infinita, profunda, lacerante, espantosa, muerdealmas, comemierda, hija de puta tristeza que sientes... Y sólo te escondes en el rincón más profundo de tu casa, y rezas para que, por piedad, ya se acabe el mundo.

Michelle Solano

miércoles, 24 de septiembre de 2014

jueves, 15 de mayo de 2014

Para Nosotros

Yo no lo había sentido hasta que te conocí
en su momento pensé que era lo mejor que me había pasado,
la mas buena de las suertes, y aún lo sigo pensando,
sin embargo paso el tiempo, nos sucedimos y nos superamos mutuamente.
Hoy que me encuentro mirando hacia atrás por un pequeño agujero del pasado
que aún queda abierto por el recuerdo, nos miro como dos ciegos,
dos condenados a muerte disfrutando de su última voluntad,
tierna e ingenuamente viviendo el placer de encontrar a quien crees
que ha nacido para ti.

Aún hoy...creo que si, tu naciste para nosotros.

JP Arzácc

martes, 11 de febrero de 2014

Quiero

Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confí­es en mi, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mi.
Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mi.
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.
Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mi.
Quiero que me protejas, sin mentiras.
Quiero que te acerques, sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten,
que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas, que hoy, hoy puedes contar conmigo.
Sin condiciones.

Jorge Bucay

jueves, 16 de enero de 2014

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Los imprescindibles

Vengo a escribir porque es imprescindible, porque tiene que ver contigo y conmigo como tendrá que ver siempre, siempre que se escuche la voz de Silvio o se repita una de sus canciones en un bar, en un cafe, en una noche, en un concierto, en una mente, en un corazón...o cuando se sienta amor, así, tan superado.



jueves, 21 de marzo de 2013

Por si un día vuelves

Por si un día vuelves
Guardo una luna llena en mi lado oscuro
Una canción de Silvio en el atril
Y una cajita de twizzlers de cereza sin abrir
porque son tuyos

Por si un día vuelves
Guardo un poema aún no escrito
Una llamada a las doce y cuarto
Un te amo no dicho
Un te quiero de verdad
Una sabana negra en el cajón de la cama

Por si un día vuelves
Guardo un cigarro que no fumaré
Una caricia tierna en mis manos
Una mañana en septiembre
Varios años que nos quedamos deviendo

Por si un día vuelves
me guardo...

JP Arzácc

domingo, 17 de marzo de 2013

We are not borken, just bent

No estamos rotos, sólo fisurados... podemos aprender a amar de nuevo...

Normal

Es normal que la vida nos pase
que nos suceda y nos deje en el camino
que la supuesta experiencia quede en eso, en un hecho fortuito
en un espacio de tiempo lleno de azar, de probabilidad, de locura.

Me la he pasado pensando y estas manos me  apremian a escribir
que si aún estando en este momento  y habiendo vivido lo vivido,
aún sufriendo lo que se sufre y doliendo lo que duele,
Quisiera regresar al justo momento de coincidir de nuevo contigo...y volver a enamorarme de ti
pero ahora diferente, me enamoraría más, hasta el tuetano, hasta las cachas, hasta morirme de amor
y pediría vivir así por siempre...fue lo que faltó...y me falta, y me duele,
y aún te quiero y aún...

JP Arzácc

Antes que al mío...

Si te quieres ir de aquí conmigo
Jugar a vivir al lado mío
yo prometo tomar lo que venga y convertirlo en brillo
y siempre cuidar a tu corazón antes que al mío...




Los claxons rules

JP Arzacc

martes, 18 de diciembre de 2012

A lo largo de nuestra vida

Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas y vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos...
Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella...
Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderás siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón e impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta qué cierto día dejas de intentarlo... Te rindes y buscas a esa otra persona que acabas encontrando.
Pero te aseguro que no pasará una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más. Sabes de qué estoy hablando, porque mientras estabas leyendo esto, se ha venido su nombre a tu cabeza. Te libras de él o de ella, dejas de sufrir, consigues encontrar la paz (sustituyes por la calma), pero te aseguro que no pasará un solo día en que desees que estuviera aquí para perturbarte.

Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien que amas, que haciendo el amor con alguien que aprecias"

Paulo Coelho

Extracto del libro "El Zahir"

viernes, 16 de noviembre de 2012

Cuando te pones así

Cuando te pones así
como linda, como queriendo beberme
así como cándida, como indefensa
así como un ángel en desgracia
que estira la mano para después
convertirse en el diablo

Cuando te pones así
y después me llevas a tu cama ...me encantas.

JP Arzácc

martes, 13 de noviembre de 2012

Dolor de huesos

Ha sido un día fuera de lo normal
el sopor de esta gripa me tiene mal desde que abrí los ojos
de ida al trabajo se me pinchó la llanta trasera de la moto
y perdí medio día para lograr que me la repararan.

Un día fuera de lo común decía, y como llegue tarde
al trabajo ya no pude salir a comer, así que tengo hambre
y gripe y sueño y nada de ganas de nada... así que lo vine a escribir,
así, sólo porque si.

Ah si!, me duelen también los huesos.


JP Arzácc